Resumen




Exponer los hallazgos en imagen ecográfica de las roturas del tendón del supraespinoso y sus cambios durante el proceso de curación tras la infiltración de PRP eco-guiada.


Revisión del tema





Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las lesiones músculo-esqueléticas son la causa más común de dolor severo crónico y discapacidad física, afectando a cientos de millones de personas en el mundo. Las lesiones en las partes blandas, incluyendo la afectación de los tendones y los ligamentos, comprenden cerca de la mitad de las patologías músculo-esqueléticas.


Debido a su alta incidencia y repercusión en la actividad física del paciente se han desarrollado durante años terapias no quirúrgicas que permiten una curación con mínimas secuelas. En los campos de la cirugía ortopédica y de la medicina deportiva, uno de los métodos más populares utilizados para mejorar la curación de estas lesiones incluye el uso de productos sanguíneos autólogos, particularmente, el plasma rico en plaquetas (PRP).


El PRP es una concentración autóloga de plaquetas humanos a niveles suprafisiológicos, que contiene factores de crecimiento y proteínas bioactivas que influyen en el proceso de regeneración de tendones, ligamentos, músculos y huesos. Es obtenido a partir de la sangre de las venas periféricas del paciente y centrifugado para conseguir una alta concentración de plaquetas en un pequeño volumen de plasma, inyectándolo después en el lugar de la lesión, mediante guía ecográfica.