Resumen

Objetivos Docentes
Describir los factores epidemiológicos, la presentación clínica, el pronóstico y los patrones radiológicos de presentación del carcinoma vesicular, así como la utilidad de las diferentes técnicas de imagen en el diagnóstico y estudio de extensión local o a distancia.


Revisión del tema
Epidemiología y factores de riesgo
El carcinoma de vesícula biliar es una neoplasia muy agresiva, aunque poco frecuente, constituyendo la quinta neoplasia en frecuencia del tracto gastrointestinal y la primera del árbol biliar. Es más frecuente en mujeres, teniendo mayor incidencia entre los 60-80 años.
Entre los factores de riesgo implicados en su desarrollo destaca la presencia de colelitiasis (65-90% de los casos), los pólipos únicos mayores a un centímetro y la presencia de vesícula en porcelana. Otros factores relacionados son: la obesidad, la colangitis esclerosante primaria, la ingesta elevada de carbohidratos, la infección biliar crónica por Salmonella Typhi, la confluencia anómala de la vía biliar que favorece el estasis de secreciones y el reflujo, el tabaco, el estado postmenopáusico y ciertos agentes químicos (caucho, industria automotriz, metalúrgica o madera).
En el caso de la presencia de pólipos vesiculares, se han descrito características que orientan a la benignidad de los mismos: multiplicidad y tamaño inferior a 10mm, siendo suficiente en estos casos un control ecográfico en 3-6meses, y otras sospechosas: tamaño mayor a 10mm, pólipo único, colelitiasis asociada, crecimiento rápido y forma sésil, recomendándose en estos casos la extirpación quirúrgica.
Se cree que los factores de riesgo implicados ocasionan en primer lugar una metaplasia de la mucosa ductal, que conllevaría finalmente al desarrollo de carcinoma.