Resumen





  • Revisar la patología de las fístulas arteriovenosas pulmonares y describir los principales signos radiológicos mediante TCMD (tomografía computarizada multidetector) y angiografía pulmonar, a través de una selección de casos recogidos en nuestro centro hospitalario.




  • Describir las técnicas actuales en el tratamiento de las fístulas arteriovenosas pulmonares (FAVP) en relación con la embolización percutánea.


    Revisión del tema


    Las fístulas arteriovenosas pulmonares son malformaciones vasculares generalmente congénitas más frecuentes en mujeres y en pacientes con telangiectasia hemorrágica hereditaria o síndrome de Rendu-Osler-Weber Fig. 1, que presentan comunicaciones anormales entre el sistema arterial y venoso, por lo que produce un shunt de derecha a izquierda, siendo la forma de presentación más frecuente la aparición de un saco vascular dilatado que comunica directamente una arteria nutricia y una vena de drenaje, sin atravesar lecho capilar. Fig. 2, Fig. 6 y Fig. 8.


    Según su apariencia angiográfica se clasifican en: FAVP simples con una sola arteria aferente y una vena eferente, el lecho venoso suele estar dilatado con morfología fusiforme o aneurismática y son las formas más frecuentes (hasta un 80% de total) Fig. 1, Fig. 6, Fig. 8 y Fig. 11. La embolia paradójica se observa más frecuentemente en este tipo de FAVP. Y las FAVP complejas con una o más arterias aferentes y sistema venoso de drenaje muy desarrollado y complejo, o bien existiendo un sistema de canales vasculares interpuestos entre las arterias y las venas Fig. 2 y Fig. 5.


    Para el diagnóstico de certeza de las fístulas arteriovenosas pulmonares, de casos seleccionados en nuestro centro hospitalario, se utilizaron la tomografía computarizada multidetector (TCMD), permitiendo una gran cobertura anatómica con un menor tiempo de adquisición, mejorando la resolución espacial del estudio con reconstrucciones multiplanares, proyecciones MIP (proyección de máxima intensidad) y VR (volumen rendering) dejando la angiografía pulmonar (Gold standard) para el tratamiento de las fístulas arteriovenosas.