Resumen




Objetivos Docentes


Hemos revisado los errores neurorradiológicos más frecuentes encontrados en la Tomografía (TC) craneal durante el periodo de la guardia (año 2015) acentuados por la sobrecarga de las mismas con la finalidad de evitar diagnósticos incorrectos. Hemos incluido imágenes tomográficas y de RM para confirmar los hallazgos no diagnosticados o bien, sobrevalorados.


Revisión del tema


Durante el año 2015 hemos practicado un total de 23482 exploraciones tomográficas, de ellas un total de 5061 (21.55%) corresponden a tomografías craneales. En cuanto al origen de la demanda, en general, las solicitudes procedentes del Servicio de Urgencias hospitalarias de exploraciones tomográficas es del 27,34% (superando el porcentaje de peticiones de pacientes ingresados 22,54%) pero tenemos que considerar que del total de exploraciones tomográficas que realizamos durante la guardia un 70-80% corresponde a exploraciones craneales, un número demasiado elevado, muchas veces con escaso criterio clínico, si a ello le unimos la saturación de trabajo (informar la radiología convencional, realizar un número desorbitado de exploraciones ecográficas, el resto de exploraciones tomográficas, atender al clínico cuando viene a consultar una exploración radiológica, atender a nuestro personal cuando tiene una duda respecto a, alguna posición radiológica o a la petición radiológica en si misma) y el cansancio acumulado nos lleva a errores en la interpretación de algunos hallazgos radiológicos.


Nos hemos centrado en dos tipos de errores por sobrevaloración y por omisión (siendo el porcentaje de ambos muy similar)