Resumen

Objetivos Docentes
1. Conocer los tipos de lesiones lipomatosas: benignas, de malignidad intermedia y malignas.
2. Describir los hallazgos radiológicos característicos de un lipoma y un lipoma atípico/liposarcoma bien diferenciado.


Revisión del tema
Los tumores adiposos representan el mayor grupo de tumores mesenquimales debido a la gran prevalencia de los lipomas. En la actualidad la OMS (2013) para la clasificación de los tumores de partes blandas divide los tumores lipomatosos en benignos, intermedios y malignos (Fig. 1). Los lipomas presentan características típicas en las imágenes de resonancia magnética (RM) y cuando esta condición se cumple el diagnóstico es preciso. El problema surge cuando la apariencia mediante la RM no cumple todos los criterios para el diagnóstico de un lipoma típico ni tampoco posee los hallazgos radiológicos para clasificarlo directamente como un liposarcoma. Esto es debido a que existen variaciones dentro de los lipomas, lo que muchas veces hace difícil diferenciar en la RM entre una variante de lipoma y un lipoma atípico (LA) / liposarcoma bien diferenciado (LBD).