Resumen

Objetivos
Los cálculos urinarios son un problema global de salud con una creciente prevalencia siendo el cólico renal secundario a litiasis uno de los principales motivos de asistencia a urgencias.
Actualmente la técnica “gold standard” para el diagnóstico de las litiasis urinarias es la Tomografía Computerizada Multidetector (TCMD) ya que es una técnica accesible, rápida y precisa a la hora de valorar el tamaño y la localización de las mismas. Con la tecnología actual podemos realizar estudios de baja dosis disminuyendo significativamente la radiación que recibe el paciente. Además no precisa del uso de contrastes iodados por lo que no existe riesgo de nefrotoxicidad.
Son numerosos los tratamientos disponibles para el manejo de las litiasis urinarias, desde el tratamiento médico que busca alcalinizar la orina para disolver los cálculos de ácido úrico de pequeño tamaño, pasando por la litotricia extracorpórea, la nefrolitotomía percutánea o la cirugía laparoscópica para el tratamiento de las litiasis cálcicas de mayor tamaño. Así, es importante conocer la composición de las mismas para poder llevar a cabo un buen manejo clínico con la mayor rapidez posible.
Por ello, nuestro objetivo fue valorar la utilidad del TCMD de energía única para hacer una aproximación a la composición química de las litiasis urinarias utilizando los valores de atenuación (Unidades Hounsfield).