Dolor inguinal:

más alla de la hernia

Autores/as

  • Christian Escalona Huerta
  • Begoña Gutierrez San José
  • Javier Fernández Jara
  • Isabel Fernández Sobrino
  • Beatriz Álvarez De Sierra García

Palabras clave:

dolor, inguinal, poster, seram

Resumen

Objetivos Docentes

Entender las manifestaciones y hallazgos por imagen de diferentes causas de dolor inguinal, además de la hernia inguinal, así como su fundamento anatómico y biomecánico.

Realizar una revisión pictórica de patologías que se manifiestan con dolor inguinal agudo o crónico, con énfasis en los antecedentes clave que orientan al radiólogo en su aproximación diagnóstica.

Revisión del tema

RECUERDO ANATÓMICO:

  • En la práctica clínica la región inguinal suele representar el área en que coinciden la pared abdominal inferior, el pubis (sínfisis púbica) y el triángulo femoral de las extremidades inferiores (o porción proximal del compartimiento medial del muslo). Fig. 1

  • Los músculos recto abdominal, los aductores largo y corto y el ligamento inguinal están intimamente relacionados con las estructuras capsulares o ligamentarias de la sínfisis del pubis y su disco articular o lamina fibrocartilaginosa.

  • La sínfisis del pubis es una articulación diartrodial entra las superficies articulares del margen medial de las ramas superiores del pubis.

  • Éstas tienen forma ovalada, están cubiertas por cartílago articular y conectadas por una lámina de fibrocartílago que suele contener una cavidad no sinovial (más amplia en mujeres).

  • La sínfisis conecta a los huesos de la pelvis, que a su vez transfieren el peso desde el sacro hacia las caderas, y se encuentra estabilizada por ligamentos circunferenciales.

  • El mayor estabilizador de la sínfisis es el ligamento púbico inferior o arcuato. (FIGURA 1)

  • Los ligamentos púbicos superior, anterior y posterior contribuyen poco a la estabilidad articular.

  • Los músculos abdominales y los aductores son los principales músculos estabilizadores de la sínfisis del pubis.

  • Los rectos abdominales son dos músculos separados por la línea alba abdominal, cada uno con dos orígenes tendinosos: el lateral unido a la cresta púbica y el medial entrelazado con el contralateral y unidos con los ligamentos del margen anterior de la sínfisis del pubis. (FIGURA 1) Fig. 1

  • El ligamento inguinal une la espina ilíaca al tubérculo del pubis y corresponde al doblez del borde inferior del músculo oblicuo externo abdominal.

  • La porción aponeurótica inferior del m. oblicuo externo forma la pared anterior del canal inguinal.

  • Previo a su inserción en el tubérculo del pubis, esta aponeurosis se bifurca formando un espacio en

    forma de V que corresponde al anillo u orificio inguinal externo.

  • El suelo del canal inguinal está formado por el doblez del margen aponeurótico inferior del oblicuo

    externo.

  • Los músculos oblicuo interno y transverso abdominales convergen en un tendón conjunto hacia la línea media.

  • Este tendón conjunto forma un arco sobre el conducto espermático / ligamento redondo y se une a la línea pectínea, con lo que forma el techo y pared posterior del canal inguinal.

  • Profundo a estas estructuras se encuentra la fascia transversal a través de la cual emerge el cordón espermático o ligamento redondo, a través del anillo u orificio inguinal interno. (FIGURA 2)

  • La musculatura aductora tiene su origen en el pubis y discurre a lo largo de la cara medial del muslo.

  • El aductor largo tiene un origen tendinoso con fibras superficiales en continuidad directa con las del tendón del recto abdominal, dispuestas sobre la cresta púbica.

  • A este origen se le ha denominado origen “aductor-recto abdominal común”.

  • Con su inserción craneal en los cartílagos costales 5o, 6o y 7o, así como en el apéndice xifoides, los músculos rectos abdominales actúan junto con la musculatura paravertebral para estabilizar la sínfisis del pubis

  • Los músculos aductores se insertan en la línea aspera posteromedial del fémur y estabilizan la sínfisis del pubis aproximando la extremidad inferior a la pelvis.

  • Actúan como antagonistas de los rectos abdominales. (FIGURA 3)

  • El imbalance muscular entre grupos antagonistas es un factor de riesgo reconocido para el

    desarrollo de lesiones deportivas.

  • La sínfisis del pubis está inervada por ramas de los nervios genitofemoral y pudendo, que pueden estar involucrados en casos de dolor pubo-inguinal de origen neuropático. (1) (2)(3)

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Citas

1. Bisciotti GN, Auci A, Di Marzo F, Galli R, Pulici L, Carimati G, et al. Groin pain Syndrome: an association of different pathologies and a case presentation. Muscles Ligaments Tendons J. 2015 20;5:214-22.
2. Adamczyk G. Groin anatomy and biomechanics. Sports injuries; 2015:761-771.
3. Weir A, Brukner P, Delahunt E, Ekstrand J, Griffin D, Khan KM, et al. Doha agreement meeting on terminology and definitions in groin pain in athletes. Br J Sports Med 2015;49:768-774.
4. Omar IM, Zoga AC, Kavanagh EC, Koulouris G, Bergin D, Gopez AG, et al. Athletic pubalgia and "sports hernia": Optimal MR imaging technique and findings. Radiographics 2008;28:1415-1438.
5. Kanakaris NK, Roberts CS, Giannoudis PV. Pregnancy-related pelvic girdle pain: an update. BMC Medicine 2011;9:15.
6. Tenforde AS, Kraus E, Fredericson M. Bone stress injuries in runners. Phys Med Rehabil Clin N Am 2016;27:139-149.
7. Davies AG, Clarke AW, Gilmore J, Wotherspoon M, Connel DA. Review: Imaging of groin pain in the athlete. Skeletal Radiol 2010;39:629-644.
8. Bancroft LW, Blankenbaker DG. Imaging of the tendons about the pelvis. AJR 2010;195:605-617.
9. Jawad MU, Haleem AA, Scully SP. In brief: Ficat Classification: avascular necrosis of the femoral head. Clin Orthop Relat Res 2012;470:2636-2639.
10. Restrepo CS, Lemos DF, Gordillo H, Odero R, Varghese T, Tiemann W, et al. Imaging Findings in Musculoskeletal Complications of AIDS. Radiographics 2004;24:1029-1049.
11. Low RS, Jones AO, Houang M, Newland L, Morey AL, Chan-Ling T. Endometriosis of the inguinal region: Magneticc resonance imaging (MRI) findings. Australasian Radiology 2007;51:B272-275.
12. Stevens MA, El-Khoury GY, Kathol MH, Brandser EA, Chow S. Imaging Features of avulsion injuries. Radiographics 1999;19:655-672.

Descargas

Publicado

2018-11-22

Cómo citar

Escalona Huerta, C., Gutierrez San José B., Fernández Jara J., Fernández Sobrino I., & Álvarez De Sierra García B. (2018). Dolor inguinal:: más alla de la hernia. Seram. Recuperado a partir de https://piper.espacio-seram.com/index.php/seram/article/view/162

Número

Sección

Musculoesquelético

Artículos más leídos del mismo autor/a