Resumen

Objetivos Docentes
Revisar el papel del radiólogo en el uso responsable de las radiaciones ionizantes que ayude a concientizarnos en la importancia de evitar a la sobreexposición de los pacientes a las mismas.


Revisión del tema
ALARA es el Principio Rector del uso de la Radiación en Exámenes Clínicos.
ALARA significa As Low As Reasonably Achievable, “tan bajo como sea razonablemente posible”.
Constituye el principio utilizado para balancear el riesgo potencial por exposición a la radiación con el beneficio clínico de un procedimiento médico que utiliza dicha radiación ionizante.
La dosis de radiación impartida en un examen determinado debe ser suficiente como para permitir una calidad de imagen diagnóstica, de manera que permita responder a la cuestión clínica, pero lo suficientemente baja como para minimizar el riesgo del paciente tomando en consideración todos los factores relevantes.
El aumento exponencial que se viene experimentando en la exposición radiológica de los pacientes, aun con el gran beneficio que supone en cientos de técnicas, que aumentan progresivamente las posibilidades de curación y supervivencia en graves y complejas dolencias, conlleva también al incremento del riesgo derivado de daño potencial debido a las radiaciones ionizantes.